Super taskers: ¿Entra el profesional de Regulatory en esta categoría?…

¿Te identificas con esta imagen?. Yo sí!, a lo largo de muchos años. Es cierto que siempre me he referido a ello como un malabarista de los platillos chinos, que siempre está pendiente de cada platillo y con la sensación de que algunos de los platillos puede caerse.

Si te identificas, déjame que comparta contigo cómo he vivido yo el Multitasking, y sobre todo compartir que, lo que en el día a día puede parecer una locura, a la larga tiene beneficios.

Dependerá muy probablemente del tipo y tamaño de la empresa en la que trabajes, el identificarte en mayor o menor medida con el hombre orquesta, el malabarista de los platillos chinos, el “conseguidor” o el “chic@ para todo”, pero hablando con muchos de vosotros me atrevo a afirmar que el multitasking y Regulatory van de la mano. El “cumplimiento Regulatorio” abarca una gran diversidad de áreas, ámbitos y actividades en el entorno salud, muchas de ellas concentradas en nuestro área de responsabilidad. Detallarlas merece un futuro post, …

Ser “multitarea” no tiene que ver realmente con hacer muchas cosas a la vez, sino con la capacidad de cambiar de una actividad a otra sin bajar el desempeño. Me gusta esta definición del multitasking, ya que en Regulatory no solo hablamos de tareas, sino de actividades, de responsabilidades. En todos los entornos laborales y máxime en la era de la intercomunicación, todos estamos sometidos a gestionar y manejar múltiples tareas. No es este multitasking es el que es inherente a nuestra actividad, sino el de la habilidad para ser “expertos” y “eficientes” en diferentes áreas.

También debe quedar claro que la multitarea, entendida como la capacidad de hacer más de una tarea simultáneamente, es un mito.

Hay autores que piensan que el ser multitasking no ofrece ventajas ni oportunidades profesionales por los problemas fisio- y psicológicos que puede causar la sobrecarga del cerebro. Investigadores de la Universidad de California (UCLA) descubrieron que el comportamiento multitasking crea una lucha entre dos partes del cerebro. Al realizar múltiples actividades, se da una batalla entre el hipocampo, que es el encargado de guardar y hacernos recordar información y el telencéfalo, que se encarga de las tareas repetitivas, dando como resultado que al ejecutar diversas tareas se tendrá mayor dificultad para recordar las cosas que se acaban de hacer. Una persona que sobrecarga su cerebro activa respuestas de estrés, libera adrenalina y mantiene al sistema nervioso en un estado de hipervigilancia, provocando problemas de salud y psicológicos. Todo esto puede acarrear daños en la memoria y la salud.

Contrariamente, mi experiencia me dice que sí ofrece beneficios profesionales, y no son pocos, pero uno tiene que saber cómo gestionar esta multitarea y estar atento a las señales de alarma.

Me ha gustado leer un reciente estudio titulado: “On Supertaskers and the Neural Basis of Efficient Multitasking”. ¿Cuál es la diferencia entre el cerebro de alguien que es capaz de hacer muchas cosas a la vez, y el de una persona que no puede? A través de distintas pruebas, los autores de este trabajo, descubrieron que las personas “multitarea” son capaces de coordinar las partes del cerebro involucradas con mayor facilidad, es decir, cuando las personas “multitarea” hacen muchas actividades, sus cerebros no están bajo una presión inusual, y es por eso que pueden cambiar de tarea fácilmente y hacerlo sin bajar su desempeño. Su actividad neuronal era más eficiente y eso se traducía en la reacción del cerebro. Mi pregunta es si se nace siendo o se entrena ser un Supertasker. Probablemente, un poco de ambas cosas.

La respuesta estará en gestionar cómo “llegar a todo lo que se nos pide y no morir en el intento“. Mis años de multitaskear, me han ayudado a identificar algunas claves para ser capaz de gestionar varias responsabilidades, no a la vez, pero sí con una gran confluencia temporal, de forma eficaz, satisfactoria y controlando (no siempre) el estrés:

  • Evita el ruido de fondo en tu cerebro, establece prioridades: no todas las actividades concentran igual de importancia, urgencia o acción-dedicación en un mismo día. Ten en cuenta que el cerebro no puede separar o filtrar qué es importante, urgente o necesario, tu sí.
  • “Experto en mucho, ignorante en todo”. ¿Cuántas veces he/has tenido esta sensación? a pesar de ello, es tu valor, no te dejes llevar por este pensamiento y prepárate en todas las áreas como si fueran tú única responsabilidad.
  • Una a una: Cuando estés centrad@ en una tarea termínala de forma exitosa, y, solo, una vez terminada, pasa a la siguiente. La satisfacción de haber resuelto un problema en un área determinada proporciona una emoción y estado de ánimo propicio y estimulante para entrar en la siguiente. Piensa que es mucho mejor terminar una con buena calidad que dejar unas cuantas a medias.
  • Ten el estrés bajo control, concéntrate: Realizar muchas cosas a la vez hace que muchas veces no lleguemos a todo y esto se traduce en estrés.
  • Da valor a lo que haces: esto no solo re-valoriza tu aportación sino que te aporta satisfacción personal y reconocimiento en la organización. No permitas que los demás den por hecho tu disposición a dar respuesta a diferentes áreas (autorizaciones en plazo y hora, actividad promocional siempre con urgencia, calidad y clientes, precio, reembolso, información técnica…). Hay compañías que dedican recursos a cada actividad en función de cuan demandante sea cada área, pero no por requerir menos recursos tu aportación es menos valiosa.

Por último, los beneficios que a mí me ha aportado:

Amplio conocimiento de actividades y del negocio lo que supone un valor en sí mismo.
Antídoto a la rutina o monotonía.
Te ofrece la oportunidad de interaccionar con muchos actores distintos internos y externos, enriquece tu Networking
Te mantiene siempre alerta y dispuesto a aprender cosas nuevas
Abre posibilidades profesionales, sin duda.
Te da flavour de lo que te gusta y de lo que no (tanto) por lo que puedes orientar y re-orientar tu desarrollo profesional.
Te sientes valios@ en la organización.

Seguiremos hablando del hombre/mujer orquesta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s