#Regulatory: Actitud se escribe con C

Hoy vamos a jugar al Ahorcado o como dirían los ingleses al filling the gap.

Siempre me ha gustado diferenciar estas dos palabras. Si las dos vienen de serie, fantástico! pero si no, ¿con cuál te quedas?.

Permite que te plantee una elección:  solo puedes elegir una letra para rellenar el espacio en blanco. ¿Cuál eliges C o P? ¿Actitud? o ¿Aptitud?. Me atrevería a apostar, que, así planteado, el 99% de vosotros elegiría, de forma espontánea, Actitud con C.  Pero, ¿lo tienes realmente claro?

Profundicemos. Según la RAE:

Actitud:

2.f. Disposición de animo manifestada de algún modo. [y continua: actitud benévola, pacifica, amenazadora, de una persona, de un partido, de un gobierno].

Aptitud: 

1.f. Capacidad para operar competentemente en una determinada actividad

3.f. Capacidad y disposición para el buen desempeño o ejercicio de un negocio, …

4.f. Suficiencia o idoneidad para obtener y ejercer un empleo o cargo

Leído así, y puestos a elegir, en el entorno empresarial, deberíamos elegir aptitud. Probablemente, es aptitud lo que se ha venido buscado de forma tradicional, entendida como “capacitación”. Si bien, cada vez con mayor frecuencia escuchamos decir que “lo importante es la Actitud”.

  • En el mundo de los RRHH y de gestión del talento leemos “contrata Actitud y desarrolla Aptitud” 
  • En el mundo del Coaching y de la Psicológica positiva leemos Actitud es querer y Aptitud es poder. 

Añado un componente más a la reflexión: ninguno de los dos “atributos” son estáticos o inmóviles. Ambos se pueden cambiar, modular, desarrollar y en la mayoría de las ocasiones, son o pueden ser dependientes o estar condicionados a las circunstancias y al entorno.

Las aptitudes pueden ir cambiando y adquiriéndose, y la actitud, también. ¿Entonces?

Volviendo a las definiciones, Aptitud se refiere a capacidades (naturales o desarrolladas) y por tanto, es mas sencilla su modificación (entrenamiento) y su medición. Una buena capacitación o competencia debería traducirse en unos buenos resultados, pero no siempre es así. Actitud, con C es por definición una disposición de “animo”, lo cual es, sin duda, mucho más difícil de medir y también mucho más difícil de cambiar/modular.

¿Y si tienes que elegir? ¿Alguna vez te has visto en la situación de tener que elegir entre quedarte con aptitud o con actitud al valorar la continuidad de alguien de tu equipo? Yo si, y te aseguro que no fue sencillo.

Vayamos más allá:

  • ¿Puede una buena Aptitud con una mala Actitud dar buenos resultados? la respuesta es si, otra cosa sería, analizar este binomio en térmicos de coste-beneficio.
  • En cambio, ¿puede una buena actitud con una mala aptitud dar buenos resultados? la respuesta, lamentablemente, no es sí en la mayoría de los casos.

Si lidero un equipo debería hacerme dos preguntas:

  • ¿Cuál es el grado de Aptitud de mi equipo, individualmente y en su conjunto?
  • ¿Cuál es la Actitud de mi equipo, individualmente y en su conjunto?

Una vez responda a estas dos preguntas, debería decidir qué hacer, y dónde priorizar mi liderazgo:

  1. Un equipo competente sin la correcta actitud de sentirse parte de un todo y alineado con los valores y objetivos del equipo; sin una actitud de mejora y formación continua, sino siendo un mero ejecutor de funciones y tareas, es un equipo fraccionado e insatisfecho, cuyos resultados, a la larga, se verán afectados.
  2. Un equipo motivado, cohesionado, alineado y con una actitud proactiva pero sin la competencia adecuada es un equipo inmaduro que necesitara más tiempo para dar resultados. Sin el adecuado liderazgo este equipo, a la larga, también fracasara.

Como lider del equipo, ambos retos son igualmente necesarios. El primero requerirá una intervención más profunda y el segundo una mayor dedicación y mentoring.

¿Y para ti mismo, lideres o no un equipo? Te recomiendo hacerte las mismas preguntas:

  • ¿Cuál es mi grado de Aptitud ?
  • ¿Cuál es la salud de mi Actitud?

Y del mismo modo, en función de la respuesta decidir qué quieres hacer. Soy muy competente (APTO) pero mi actitud es “de pasividad”, de aquí me las den todas… ten por seguro que a la larga tus  resultados se verán afectados, pero sobre todo te verás afectado tu y por supuesto, tu entorno. Desafortunadamente, esto es mas habitual de lo que seria deseable.

En #Regulatory la rotación y movilidad es baja comparada con otros perfiles, esto puede llevar (y vamos a decirlo sin pelos en la lengua) a contar en los equipos con personas altamente capacitadas pero limitadas en su “actitud”,  entendiéndose por ésta, en sus ganas de aprender, sus ganas de crecer, sus ganas de aportar, sus ganas de seguir planteándose retos profesionales: “yo aquí estoy y aquí me quedo”.  Cambiar esta dinámica exige un cambio más profundo que el de la mera capacitación. Exige un mayor nivel de consciencia y de voluntad de cambio, por uno mismo y de paso, por aquellos que te rodean. Hay mucho calimero, y es el ser o no un calimero es sin duda una cuestión de actitud.

Hace poco leía “La actitud es la Diferencia que hace la Diferencia”, bonito juego de palabras, pero creo que hay mucho de verdad en ello. Yo te sugiero escribir Actitud con C, con C de:

C de Capaz      C de Competente     C de Constante

C de Coherente   C de Consecuente    C de Confiado y Confiable

C de Creíble   C de Curioso   C de Comunicación

C de Cómplice    C de Compañero  C de Carismático

C de Cercano    C de Comprometido   C de Complementario

Este post pretende ser un “Aviso a navegantes” y de que te plantees qué quieres ser “de mayor” y cómo quieres desempeñar tu trabajo: con aptitud, con actitud o con ambas. Como siempre es una elección personal. Añade tus “C” personales a la lista. Y que no te tengan que preguntar nunca lo que Mafalda pregunta su madre:

mafalda

 

 

TRAS EL ÉXITO DE LA 1ª EDICIÓN: NUEVA EDICIÓN DEL PROGRAMA de ESPECIALIZACIÓN en “REGULATORY AFFAIRS: Socio estratégico en el Sector Salud”.

Vídeo con testimonios de los alumnos

video pae.PNG

Pincha en la imagen si quieres saber más:

PAEBCN.PNG

ÚNETE AL BLOG POR EMAIL, RECIBIRÁS UN CORREO ELECTRÓNICO DE CADA ACTUALIZACIÓN
ÚNETE AL GRUPO DE LINKEDIN REGULATORY3.0: MAS ALLÁ DE LAS COMPETENCIAS TÉCNICAS
SÍGUEME POR RSS

Regulatory3.0: Primer Premio al Proyecto más innovador en #Regulatory 2017, Primera Edición los Premios Mccrowley & Hughes #YoCreoRegulatory.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s